viernes, 26 de mayo de 2017

EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA

Autor:Javier Castillo.


Género: intriga, romántica.




.




SINOPSIS: 
Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas,su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de  Salt Lake diecisiete años atrás. 

VALORACIÓN PERSONAL: 

A las 12 de la mañana del día 24 de diciembre del año 2013,un individuo desnudo camina plácidamente por las calles de Boston con la cabeza de una mujer bajo el brazo. Cubierto de sangre y con semblante feliz recorre las calles sin prisa, como si estuviera esperando su inevitable detención inminente. A la llegada de la policía el hombre suelta la cabeza, sonríe y se arrodilla en el suelo en señal de rendición. 
El día 26 de diciembre de 2013 el individuo apodado en todo el país como "el decapitador "lleva dos días preso en un centro psiquiátrico a la espera del dictamen sobre su salud mental. El encargado de esta ardua tarea, el doctor Jenkins, es el director del complejo psiquiátrico de Boston, cuya reputación está avalada por sus éxitos. 

Por otro lado y en otro tiempo, más concretamente el 13 de junio de 1996 en Salt Lake, una familia compuesta por un próspero abogado, su esposa y sus dos hijas, Amanda y Carla de 16 y 7 años respectivamente, llegan al pueblo con el propósito de disfrutar en él sus vacaciones estivales. Al adentrarse en el camino que conduce a la casa, Amanda tropieza con una losa suelta y,en su intento de mantener el equilibrio consigue que la pulsera de bolas que lleva se rompa, desparramándose todas ellas en el camino. Muy enfadada se dispone a recogerlas cuando encuentra bajo la losa suelta un pequeño papel amarillento que esconde rápidamente en uno de sus bolsillos. Una vez dentro de la casa y a solas en su habitación, Amanda se dispone a leer el contenido de la nota quedando estupefacta y asustada al comprobar su contenido: "Amanda Maslow, junio de 1996"con un extraño asterisco de nueve puntas al dorso.

En tercer lugar,A 25 de diciembre de 2013,en Quebec, Canadá, en el Parque Nacional de la Maurice, situado en una zona boscosa- boreal de América y a las 16,30horas,una silueta encapuchada sale de una cabaña de madera con un hacha en las manos adentrándose en el bosque y, al cabo de unos minutos, un grito desgarrador rompe el silencio del lugar.

El día 26 de diciembre del 2013,el doctor Jenkins procede a entrevistar cara a cara al prisionero en la sala de aislamiento. El psicólogo comienza a impacientarse con el mutismo del decapitador, que no ha esbozado ni una sola palabra desde su detención. Cuando intenta presionarlo con amenazas se ve interrumpido por la llegada de Stella Hyden, experta en perfiles psicológicos del FBI, destinada a colaborar con el doctor Jenkins en la evaluación psicológica del preso. Ambos hacen un paréntesis en la entrevista y se dirigen hacia el despacho del director para proporcionar a Stella el informe del caso. El escritorio del doctor está repleto de cartas y paquetes de ciudadanos, en su gran mayoría relacionados con el caso. De entre todos ellos, uno en especial llama la atención del director: un paquete de Canadá. Al abrirlo el doctor Jenkins cae estupefacto sobre su silla y rompe a llorar. En la caja, una cabeza de mujer envuelta en plástico y una nota: "Claudia Jenkins, diciembre de 2013".

De todos es conocido que una buena novela debe de estar soportada por una buena historia; también debe de ayudarse de un empujón publicitario aceptable. Pero,por encima de todas las cosas, una buena novela necesita un buen director. Una persona que conduzca la trama de una manera que nos haga sentir como propias las emociones de los que viven dentro de ella. Este es el caso de "el día que se perdió la cordura ".
Narrada en tres tiempos y con capítulos cortos, el autor consigue crear una sensación de intriga a cada paso que da y no pierde el ritmo de la primera a la última página. El lector vaga descolocado a lo largo de toda su trama y es sólo al final de la misma cuando se produce un machihembrado de todas sus partes que dan respuesta a todas las preguntas. 
Ha aparecido en escena un genio del suspense, de momento....Un autor novel que con tan solo 26 años  ha conseguido llegar con éxito al público antes de ser editada su novela en papel.Sólo cabe decir una cosa: muchas felicidades Javier. 


Puedes comprarlo aquí


3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Un libro atrapador, desde la primera hasta la última página. El autor me ha sorprendido a cada momento. Me ha gustado mucho y lo recomiendo cuando tengo ocasión.

    ResponderEliminar
  2. Un libro excepcional. Engancha desde el principio, he de reconocer que he estado en algunos capítulos en tensión, imaginando escenas, pero no podía parar de leer. Lo recomiendo también sin duda. Incluso para mi opinión, estaría muy bien llevarlo a la gran pantalla.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente tiene un ritmo trepidante y además estoy muy de acuerdo en que, bien llevada, podría ser una gran película.

    ResponderEliminar